Buenas tardes señoritas, ¡pero miren nada más qué guapas vieneeen! Ay muchas gracias licenciado, usted no hace malos quesos, a ver si me saca a bailar al rato, ¿eh? ¡Cállate pendeja, que no viene solo, ahí está…